Translate

domingo, 7 de septiembre de 2014

COMO CURAR EL HERPES

EL HERPES: UNA ENFERMEDAD CONTROLABLE


Una de las enfermedades que mucha gente suele padecer en la actualidad es el horrible herpes, dicho mal suele aparecer principalmente en las zonas más sensibles de la piel con mucha frecuencia durante el año. 

Su causante principal es un microorganismo denominado herpes virus, el cual una vez que tiene contacto con la piel infecta los nervios de las zonas más sensibles de la piel, tales como los labios, la piel de los genitales, los dedos e incluso muchas veces los parpados y la nariz.  

Por desagradable que pudiera parecer, la infección por herpes no tiene cura, pero si un perfecto control por parte de las defensas del organismo, es decir, el cuerpo mismo se encarga de mantenerlo controlado o en un periodo de hibernación por mucho tiempo.

Existen básicamente dos tipos de herpes: el común y el herpes zoster. El herpes común generalmente suele afectar la piel de la cara, manos y genitales. Por su cuenta el herpes zoster, tiene selección por la piel de la zona de las costillas y abdomen.

El herpes común se adquiere por contacto con una zona infectada y esto puede ser por medio de un beso, una relación sexual e incluso en no muy pocas veces por beber de un vaso o botella donde una persona con herpes activo ha bebido.

Por su cuenta el herpes zoster, tiene que ver con una secuela de la varicela común, en personas que están genéticamente predispuestas a padecerlo, de otra forma todas las personas que han sufrido de varicela tendrían herpes.

A pesar de ser una enfermedad un poco tediosa para las personas que la padecen, usualmente la aparición de un brote de enfermedad se relaciona con la baja de las defensas provocadas generalmente por estrés, insomnio o intensa exposición a la radiación solar.

La industria farmacéutica ha logrado tener avances importantes para el control de la enfermedad y muchos de estos medicamentos son muy efectivos, sin embargo, a la vez son muy costosos y dichas píldoras tienen que ingerirse entre dos y tres veces al día para tener algún efecto. Estos medicamentos usualmente tienen un costo entre 50 a 130 dólares por caja y suele resultar muy costoso para las personas adquirirlos de inmediato.

Por otra parte, existen otras cremas muy recomendadas para el herpes labial, pero suelen tardar en tener efectos sobre la aparición de un brote, generalmente su costo es un poco más accesible y tienen que usarse por más de dos semanas.

En la actualidad existen muchas formas naturales para combatir el herpes de manera natural y todas se basan en mantener al sistema inmunológico en perfectas condiciones, de manera que este mantenga controlado al microorganismo el mayor tiempo posible, asimismo, también mediante estos métodos se puede lograr que la duración de un brote sea mucho menor.

MITOS Y VERDADES DEL HERPES

Las personas que recién se enfermaron de herpes, suelen tener muchas preguntas acerca de la enfermedad, sin mencionar que muchas veces sufren de depresión por los múltiples rumores y comentarios negativos que escuchan por parte de las demás personas de su alrededor. 

Es verdad que el herpes no tiene cura, el microorganismo causante de tal enfermedad se queda guardado en los nervios de la piel, pero al mismo tiempo el sistema de defensas del cuerpo se encarga de combatir todo el tiempo para que no cause daño. 

Un brote de herpes es la aparición de las pequeñas bolsitas que aparecen alrededor de los labios, los genitales o la piel de las costillas, cuando está  microorganismo afecta los dedos, generalmente se verá como pequeñas manchas blancas muy dolorosas. 

El comer en exceso no tiene que ver con la aparición de un brote de herpes, ni con la aparición del mismo, es una mentira que comer en exceso provocará brotes de herpes. Por otro lado, el cigarro y el alcohol si desencadenan brotes, debido a que ambos son supresores del sistema de defensas del organismo, lo cual trae como consecuencia la aparición de las horribles bolsitas de agua alrededor de los labios.

Otro de los rumores que comúnmente son escuchados es que el tener herpes puede ser sinónimo de tener SIDA. El herpes genital, si bien, se adquiere a través de relaciones sexuales, no tiene relación con el virus de tal enfermedad. Ambos padecimientos son totalmente diferentes, tal rumor se fundamenta en el hecho de que muchas personas promiscuas suelen tener ambas cosas, pero no en la gran mayoría de los casos. 

Por otro lado, el herpes tampoco tiene relación con el cáncer, tener herpes es solamente sinónimo de que se tuvo contacto con la piel de una persona que tenía un brote activo y se realizó el contagio.


El herpes zoster, por su parte, no es contagioso, una persona con un brote de herpes zoster no puede contagiar a otra de herpes zoster, en el más grave de los casos lo único que podría transmitirle es varicela. 

El herpes es doloroso para el paciente que lo padece, sobre todo los brotes que aparecen en el área de las costillas y de los dedos, esto debido a que los nervios de la piel de esas zonas son muy sensibles. Sin embargo, tener herpes no es sinónimo de que la enfermedad pueda estar presente todos los días del año. 

Es necesario tener presente que en la actualidad existen remedios naturales con los cuales se puede tener el menor número de brotes durante el año, estos son efectivos y sin duda, te podrán ayudar a mantenerte libre de brotes durante la gran parte del año.